La red de Alice - Kate Quinn

TITULO: La red de Alice

AUTOR: Kate Quinn

EDITORIAL: Suma de Letras

AÑO EDICION: 2020

Nº PAGINAS: 576

 

SINOPSIS

1947. La joven americana Charlie St. Clair está embarazada, soltera y a punto de ser expulsada de su muy decente familia. Mientras su mundo se viene abajo, su única ilusión es la débil esperanza de que su amada prima Rose, que desapareció en la Francia ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, siga viva.

1915. Un año después del estallido de la Gran Guerra, Eve Gardiner está deseando unirse a la lucha contra los alemanes, así que no duda un instante cuando es reclutada como espía de la organización clandestina conocida como «la red de Alice».

Tres décadas más tarde, obsesionada por la traición que destruyó la red, Eve pasa sus días entre botellas de alcohol encerrada en su ruinosa casa de Londres. Hasta que una joven americana aparece en su puerta pronunciando un nombre que Eve no ha escuchado desde hace décadas y embarcada en una misión: averiguar la verdad sin importar a dónde conduzca.

 

OPINION

Buscando algo que leer para empezar este 2021 que no fuera sobre un asesinato, generalmente en el norte de España, investigado por algún inspector o inspectora de algún cuerpo policial autonómico o estatal, etc etc, me decidí por este libro que la verdad es que llevaba bastante tiempo en mi lista de espera, prácticamente desde que se publicó a principios del año pasado.

Las historias de espías, encuadradas en alguna de las guerras mundiales me suelen atraer bastante. Me parecen unas épocas en las que había que vivir con la inmediatez de no saber que podría pasar al día siguiente, y por tanto había que afrontar cada día como si fuera el último, y creo que eso le confiere una atmósfera muy literaria a este tipo de historias.

El libro transcurre en dos épocas temporales distintas, 1915 en plena primera guerra mundial, y 1947 justo después de que acabara la segunda. Aunque en este libro por su argumento, resultaba prácticamente imprescindible que así fuera, en general me empieza a cansar un poco que tantos autores recurran a lo de las dos épocas temporales, y que el lector tenga que estar continuamente saltando del presente al pasado y viceversa, sobre todo si el interés argumental de una de las dos épocas se come a la otra, como suele pasar muy a menudo y eso acaba convirtiendo en un tostón los capítulos de la época que no nos ha terminado de enganchar.

No es así en este caso, y como decía anteriormente por el argumento resulta imprescindible, pues sin la historia que se nos cuenta en 1915 no podríamos llegar a la de 1947.

En la historia nos encontramos dos personajes principales, en realidad tres pero el tercero casi es un mero acompañante. Uno en la primera época, que para mí es el personaje central absoluto de la novela, y un segundo en 1947, que enlaza con el primero y juntos avanzan hacia el final de la trama.

El estilo narrativo es ágil y fluido, muy dinámico, con una marcada influencia de otros autores norteamericanos como Herman Wouk, e incluso por momentos John Le Carré, salvando las distancias lógicamente. Sí es cierto que hacia mitad del libro la trama es un poco lenta y cuesta un poco mantener la atención, pero es algo momentáneo y a partir de ahí el interés va in crescendo, hacia un final que no por esperado resulta menos interesante, sobre todo porque la historia está muy bien hilvanada hasta alcanzar ese final, sin nada que chirríe o que quede pendiente argumentalmente hablando. Es decir, literariamente creo que nos encontramos ante una autora que conoce el oficio y sabe hacer uso de sus recursos, sin florituras pero con un estilo lo suficientemente correcto para no tener que poner ninguna objeción sobre el mismo.

En definitiva creo que se trata de una buena lectura, de esas que cuando acabas de leer te dejan un buen sabor de boca, y eso hoy en día ya es más de lo que muchos libros y autores consiguen. Para quien le gusten este tipo de historias creo que sin duda es una buena recomendación, para quien no sea del gusto, puede que no le enganche lo suficiente, porque como en todo, en literatura cada uno tiene sus preferencias.

1947. La joven americana Charlie St. Clair está embarazada, soltera y a punto de ser expulsada de su muy decente familia. Mientras su mundo se viene abajo, su única ilusión es la débil esperanza de que su amada prima Rose, que desapareció en la Francia ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, siga viva.
 
1915. Un año después del estallido de la Gran Guerra, Eve Gardiner está deseando unirse a la lucha contra los alemanes, así que no duda un instante cuando es reclutada como espía de la organización clandestina conocida como «la red de Alice».
 
Tres décadas más tarde, obsesionada por la traición que destruyó la red, Eve pasa sus días entre botellas de alcohol encerrada en su ruinosa casa de Londres. Hasta que una joven americana aparece en su puerta pronunciando un nombre que Eve no ha escuchado desde hace décadas y embarcada en una misión: averiguar la verdad sin importar a dónde conduzca.

La red de Alice

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario