Reseña El sueño de la razón - Berna González Harbour

TITULO: El sueño de la razón

AUTOR: Berna González Harbour

EDITORIAL: Destino

AÑO EDICION: 2019

Nº PAGINAS: 416

 

SINOPSIS

La comisaria Ruiz vuelve a Madrid para preparar su defensa. El viejo Jefe Superior de la policía ha logrado su suspensión en venganza por una antigua investigación y María está temporalmente fuera del cuerpo.Pero eso no la va a frenar. Es el mes de mayo. tiempo de fiestas en torno al río Manzanares. y la aparición de unos animales muertos es el primer indicio de una anomalía que pronto dejará más huellas letales: la ejecución de una joven becaria de Historia del Arte en uno de los puentes del río. Y no será la única.La policía investiga magia negra. acoso sexual o sadismo. pero los distintos sucesos empiezan a conformar una serie de escenificaciones que llevarán a la comisaria Ruiz hasta el legado de Goya. Sin equipo, sin uniforme y sin pistola. María se enfrenta esta vez a un ser de extrema inteligencia. marcado por una obsesión y con gran capacidad de manipulación. En su lucha contra el tiempo recorrerá casas okupas. túneles subterráneos y un Madrid oculto y ajeno al Estado.

OPINION

No pensaba en esta ocasión seguir leyendo novela negra-policíaca, necesitaba cambiar un poco de estilo, pero en la entrevista que le hicimos a Ana Lena Rivera, se declaraba lectora habitual de Berna González Harbour entre otros.
Tenía ante mí El sueño de la razón, de dicha autora, y decidí que fuera mi próxima lectura.
Nos encontramos de entrada con los elementos típicos de este género; chica joven asesinada de un modo pseudoritual para conferirle un aire de misterio a la historia, y policía en plena crisis tanto personal como profesional. Puff más de lo mismo. Eso sí, esta vez la historia transcurre en pleno corazón de Madrid, no en algún maravilloso paraje de Cantabria, Galicia, etc.
La autora introduce a Goya como icono escenográfico alrededor de cuya figura se va entrelazando el transcurso de la investigación. También suele ser un recurso muy utilizado en los últimos tiempos, ¡ayy ese Código Da Vinci! Pero en este caso la autora sabe hacerlo de forma que la historia se impregna de un sabor que hace que el resultado, al menos a mí me guste.
Me gustaría resaltar la figura de Eloy, ese chaval quinceañero, okupa, que tal vez represente a toda una generación de jóvenes de hoy en día desencantados con la sociedad actual, y que con un punto de rebeldía intentan vivir al margen. Eloy es un personaje con el que cualquier lector acaba encariñándose, y creo que la autora lo ha creado con toda la intención del mundo para que así ocurra.
María Ruiz, la protagonista principal, es un personaje tantas veces repetido en los últimos años, que no es que no despierte feeling entre los lectores, pero francamente, me hubiera gustado encontrar algo más de originalidad en la construcción de este personaje.
Este tipo de historia siempre suelen estar acompañadas de giros inesperados y sorpresas finales que pretenden establecer con el lector el juego de intentar adivinar quien es el asesino. En ese sentido El sueño de la razón es diferente, no diré más.
El estilo narrativo como casi siempre es correcto pero sin más, y ese es el gran déficit de los autores de hoy en día salvo honrosas excepciones.
En definitiva, no se puede decir que sea una mala lectura, pero tampoco encontramos nada en ella que la distinga de tantas otras, ni por trama, ni por originalidad a la hora de crear la historia o los personajes, ni por una calidad literaria que la destaque por encima del resto. Es decir, acaba siendo una de tantas.
No pensaba en esta ocasión seguir leyendo novela negra-policíaca, necesitaba cambiar un poco de estilo, pero en la entrevista que le hicimos a Ana Lena Rivera, se declaraba lectora habitual de Berna González Harbour entre otros.
Tenía ante mí El sueño de la razón, de dicha autora, y decidí que fuera mi próxima lectura.
Nos encontramos de entrada con los elementos típicos de este género; chica joven asesinada de un modo pseudoritual para conferirle un aire de misterio a la historia, y policía en plena crisis tanto personal como profesional. Puff más de lo mismo. Eso sí, esta vez la historia transcurre en pleno corazón de Madrid, no en algún maravilloso paraje de Cantabria, Galicia, etc.
La autora introduce a Goya como icono escenográfico alrededor de cuya figura se va entrelazando el transcurso de la investigación. También suele ser un recurso muy utilizado en los últimos tiempos, ¡ayy ese Código Da Vinci! Pero en este caso la autora sabe hacerlo de forma que la historia se impregna de un sabor que hace que el resultado, al menos a mí me guste.
Me gustaría resaltar la figura de Eloy, ese chaval quinceañero, okupa, que tal vez represente a toda una generación de jóvenes de hoy en día desencantados con la sociedad actual, y que con un punto de rebeldía intentan vivir al margen. Eloy es un personaje con el que cualquier lector acaba encariñándose, y creo que la autora lo ha creado con toda la intención del mundo para que así ocurra.
María Ruiz, la protagonista principal, es un personaje tantas veces repetido en los últimos años, que no es que no despierte feeling entre los lectores, pero francamente, me hubiera gustado encontrar algo más de originalidad en la construcción de este personaje.
Este tipo de historia siempre suelen estar acompañadas de giros inesperados y sorpresas finales que pretenden establecer con el lector el juego de intentar adivinar quien es el asesino. En ese sentido El sueño de la razón es diferente, no diré más.
El estilo narrativo como casi siempre es correcto pero sin más, y ese es el gran déficit de los autores de hoy en día salvo honrosas excepciones.
En definitiva, no se puede decir que sea una mala lectura, pero tampoco encontramos nada en ella que la distinga de tantas otras, ni por trama, ni por originalidad a la hora de crear la historia o los personajes, ni por una calidad literaria que la destaque por encima del resto. Es decir, acaba siendo una de tantas.