La princesa Paca - Rosa Villacastín, Manuel Francisco Reina

     TITULO: La princesa Paca

     AUTOR: Rosa Villacastín, Manuel Francisco Reina

     EDITORIAL: Plaza & Janés

     AÑO EDICION: 2014

     Nº PAGINAS: 352

 

     SINOPSIS

La historia real de Francisca Sánchez, la que fue el gran amor del poeta Rubén Darío, novelada por su nieta Rosa Villacastín. Una arrolladora historia de amor que derribó todas las barreras de una época que se regía por las diferencias de clase, educación e ideología. En el París de la Bohemia, los poetas le dieron el t ítulo de «La princesa Paca». Ella no era más que una muchacha enamorada, humilde y analfabeta, pero el amor enriquece y enseña muchas cosas. La pasión y el amor desinteresado fueron su única guía, y todos los caminos la condujeron hacia los brazos de aquel hombre de labios gruesos y sensibilidad herida que venía del otro lado del océano...Cuando Francisca Sánchez, la hija del jardinero del rey, conoce por casualidad en la Casa de Campo de Madrid a dos de los escritores más importantes del momento, Valle-Inclán y Rubén Darío, no sospecha que su vida va a cambiar para siempre. Rompiendo las barreras de clase y educación que los separan, Francisca inicia un apasionado romance con Rubén Darío. Su relación con el poeta nicaragüense la llevará del mundo rural de la España profunda a París, la cuna del arte y la poesía de principios del siglo XX. Pero las estrictas normas sociales de la época le harán pagar caro su deseo de ser feliz.Una extraordinaria novela que, a partir de una documentación exhaustiva y de cartas de amor inéditas, relata la increíble historia de la abuela de Rosa Villacastín. Una mujer fuerte y adelantada a su tiempo que, salida de la nada, enamoró a un príncipe de la palabra y cautivó a toda una generación de grandes poetas.

 

OPINION

Queda claro casi desde la primera página que la autora pretende hacer con este libro un gran homenaje a la figura de su abuela. Y se entrega a ello en cuerpo y alma, línea tras línea, página tras página, ensalzando el nombre de Francisca Sánchez, compañera sentimental de Rubén Darío hasta la muerte del poeta. Se olvida tal vez de que esa fascinación, podría decirse casi devoción, que ella puede sentir con todo el derecho del mundo por su abuela, evidentemente para el lector no es tal, y la óptica desde la que se enfrenta a la lectura del libro, al margen de poder descubrir la vida de esta singular mujer, que sin duda debió ser apasionante, es desde luego completamente distinta.

Desde esta perspectiva lectora, me hubiera gustado que ahondara mucho más en esa relación que a lo largo de su vida tuvo con todo un elenco de muchas de las principales figuras de la literatura y de la cultura tanto española como hispanoamericana. También en esa bohemia parisina que tan apasionante y fascinadora resulta de cara al lector, por no hablar de esa época, principios del siglo XX, que sin duda es una de las épocas más interesantes de la historia reciente.

Creo que de haberlo enfocado de esa forma, en lugar de centrarse casi única y exclusivamente en la relación amorosa de la protagonista, hubiera hecho de este libro una obra mucho más rica literariamente, más profunda, una lectura mucho más enriquecedora para los que nos enfrentásemos a ella buscando algo más que la historia de un amor. Ahí hubiera estado la clave para que esta lectura pasara de ser una lectura más a una lectura que se recordara pasado el tiempo.

Al margen de esto el libro está bien escrito, sin alardes pero de forma correcta, con momentos incluso emotivos para el lector. Intercalando entre sus páginas tanto poemas de Rubén Darío como cartas personales de la pareja, con cuentagotas, sin que llegue a convertirse en ningún momento en una novela epistolar. Sin embargo, y perdonad mi insistencia, se centra tanto, tanto y tanto en la relación amorosa de la pareja, que por momentos, hacia mitad del libro, su lectura resulta algo monótona, peligrosamente cercana al aburrimiento. De ahí que al final me haya quedado un sabor agridulce, no se puede decir ni mucho menos que sea una mala lectura, pero creo que la vida de Francisca Sánchez hubiera dado para una novela mucho más “literaria”, y por lo tanto mucho más interesante, al menos para mí.