Por las carreteras - Sylvain Prudhomme

"Ahora era uno de los que no se tumban en el suelo, de los que ya no tienen tiempo. De niño gateas, te caes. Conoces el suelo a través de los pies y las manos. Íntimamente. Luego el suelo se aleja. Ser adulto es ya no saber caerse. Es vivir en un cuerpo que ha perdido la memoria del suelo, que no sabe cómo vivir con él, que le tiene miedo."